Dealer en póker ¿Qué es y cuáles son sus funciones?

Last Updated on junio 11, 2024 Author:Juan Blanco

Al póker puedes jugar en diferentes contextos y a través de diversas vías. Ya sea en tu propia casa, con tus amigos, en tu sala de casino habitual o en tu plataforma de póker online favorita, dónde juegues dependerá exclusivamente de ti.

En este artículo, sin embargo, queremos poner el foco en una figura que tiene una gran relevancia en el contexto del póker en vivo, del que puedes disfrutar tanto en establecimientos presenciales como páginas o apps de póker móvil, si es que estás tienen un apartado en streaming.

Hablamos del dealer o crupier, una persona de la que dependerá, en gran medida, no solo que el juego se desarrolle con normalidad, sino que puedas disfrutar de una velada agradable más allá de si ganas o pierdes.

Qué es un dealer en póker

Esencialmente, el dealer es la persona encargada de barajar y repartir las cartas en la mesa y gestionar tanto el bote como las cuatro rondas de apuestas que existen en el póker. En general, es el responsable a nivel logístico de que todas y cada una de las manos de póker que se disputen se desarrollen acorde con las reglas de cada juego.

Cabe señalar que este concepto proviene del vocablo inglés “dealer”, que significa “distribuidor” y que se emplea no solo en el sector del póker, sino en otros muchos ámbitos, como por ejemplo el mercado financiero o la automoción.

Cuáles son las funciones del dealer

Como hemos mencionado en los párrafos anteriores, la función principal de un dealer es repartir las cartas, administrar el bote y, en líneas generales, procurar que el juego se desarrolle con normalidad. Sin embargo, queremos ser todavía más precisos en cuanto a cuáles son las principales funciones de un dealer, algo que haremos en las siguientes líneas.

Barajar y repartir las cartas

Hay tres acciones que un dealer debería saber ejecutar a la perfección en cuanto a su relación con las cartas. En primer lugar, debe saber barajar las cartas, para que se mezclen adecuadamente y que el reparto sea lo más aleatorio posible.

Esto nos lleva a su función principal: repartir tanto las cartas privadas a los jugadores como las cartas comunitarias. En cuanto al reparto de naipes a los usuarios, deberá ser muy preciso, para evitar así que ninguna de ellas pueda voltearte y quedar a la vista del resto de participantes.

Finalmente, el dealer también tiene que saber cuando “quemar” la carta correspondiente, que es simplemente quitar la carta de arriba de la baraja antes de comenzar a repartirlas, algo que sucede antes del Flop, Turn y River. Se trata de una medida preventiva, para evitar cualquier tipo de suspicacia al respecto, como que un jugador haya podido ver dicha carta o una mala praxis del dealer a la hora de barajar.

Gestionar el bote

El dealer también se hace responsable de la gestión del bote. Para ello, debe asegurarse de que el dinero acumulado está siempre a la vista de todos y que cada jugador apuesta la cantidad que debe en cada momento.

Es decir, si un jugador dice apostar fichas por un valor de 100, esa será la cantidad que el dealer deberá verificar que se está apostando. Igualmente, cuando un usuario decide igualar y subir una apuesta, el dealer debe estar preparado para calcular que se cubre bien la diferencia o bien el incremento.

Conocer las reglas del póker y las normas de la sala

Finalmente, es fundamental que el dealer conozca no solo las reglas genéricas del póker, sino las particulares de modalidades como Texas Holdem u Omaha, por ejemplo, y aquellas que establezca la sala en cada momento.

La primera parte es algo más sencilla de controlar, puesto que incluso las variantes de póker menos conocidas compartes puntos en común con el resto.

Sin embargo, saber las particularidades de cada una de las salas de póker en las que se opere sí requiere un mayor esfuerzo. Dependiendo de la firma que gestione las partidas o torneos de póker, dichos eventos podrían contar con elementos muy específicos, por lo que el dealer tiene que estar 100% familiarizado con ellos.

Finalmente, conocer la terminología que se emplea, las posiciones y el número máximo de usuarios por mesa, las condiciones de abandono, el tiempo de cada nivel y la subida de ciegas, etc. son algunos de los aspectos que un dealer debería conocer a la perfección para que las partidas se desarrollen con normalidad.

¿Cómo se selecciona al dealer en una partida de póker?

De no existir un dealer designado por el casino, en la mayoría de los casos se selecciona al azar, mediante el uso de un botón rotulado con la palabra «dealer». Este botón se mueve en sentido de las agujas del reloj después de cada mano, de manera que todos los jugadores pasen por él.

¿Cuál es la ventaja de ser el dealer en póker?

Ser el dealer proporciona una ventaja estratégica con respecto al resto de posiciones de la mesa. Se trata de la posición más favorable en la ronda de apuestas, puesto que el jugador que la ocupa es el último en actuar.

¿Cómo se llaman las posiciones a la derecha y a la izquierda del dealer?

La posición a la derecha del dealer se conoce como cutoff, mientras que en la posición a la izquierda del dealer se encuentra la ciega pequeña.

  Contact Me

Juan es uno de nuestros redactores principales de Póker de nuestra página en español para usuarios tanto de España como de Latinoamérica. De la misma manera, colabora con nuestra web en inglés, redactando diferentes noticias relacionadas con el sector del póker para lectores de Estados Unidos, Reino Unido, Canadá o Australia.

Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments