Póker: Domina el arte de jugar los pares bajos mayo 27, 2022 Juan Blanco https://www.top10pokersites.net/es

Póker: Domina el arte de jugar los pares bajos

Last Updated mayo 27, 2022 by Juan Blanco

PokerRecibir pares bajos (entre 22 o 66) como cartas propias puede convertirse en un arma de doble filo para cualquier jugador de póker. De este modo, dependiendo de lo que ocurra con las cartas comunitarias y con las manos que tengan tus rivales, una mano inicial con pares bajos puede volverse extremadamente fuerte o una mano desechable.

Los elementos que influyen en que nuestra suerte con pares bajos derive hacia una vertiente positiva o negativa depende de diferentes aspectos, que no deberían ser tomados a la ligera ni siquiera por aquellos jugadores que llevan más tiempo jugando al póker.

Así pues, en esta nota vamos a analizar las ventajas e inconvenientes que ofrecen los pares bajos en una mano inicial de póker. Además, en nuestra página especializada en póker te ofreceremos algunos consejos y estrategias sobre cómo jugar los pares bajos y qué hacer para optimizar tus opciones de ganar cuando te encuentres con una mano inicial como esta, tanto en mesas como en torneos.

Los pares bajos, ¿manos marginales?

A todos nos encantaría recibir un par de ases o unas cartas conectadas suited altas todas las manos, puesto que en ese caso sería muy fácil decidir qué hacer. Incluso tampoco está mal recibir una mano muy mala de vez en cuando, porque nos facilita el razonamiento: si es mala, la desechamos y a esperar la próxima.

Las más complicadas de manejar son, por tanto, las conocidas como manos marginales en póker, de las que ya te hablamos hace algún tiempo. Y entre ellas, hoy vamos a estudiar los pares bajos: 22, 33, 44, 55 y 66. Curiosamente, estas manos tienen un clarísimo beneficio y un clarísimo perjuicio: ya tenemos un par, claro, pero rápidamente podemos detectar que nuestras posibilidades de conseguir un color y, sobre todo, una escalera, son menores que las del resto.

En cuanto al color, al tratarse de un par, lógicamente tendrás dos palos distintos por lo que obligatoriamente necesitarás que en la mesa de póker caigan cuatro cartas del mismo palo. Con respecto a la escalera ocurre lo mismo: solo tienes un escalón (y ni siquiera es la misma situación que una mano con valores separados como por ejemplo 3 y 10, porque en ese caso habría dos posibles escaleras a completar). Entonces, debes potenciar tus beneficios: el par en mano y, por supuesto, la posibilidad de especular con el flop, turn o river. Incluso, existe la posibilidad de completar un full o, con mucha suerte, un póker.

Como siempre, en el póker debes analizar muchísimos factores además de tu propia mano. El estilo de juego de cada oponente y la posición en la mesa son fundamentales. Si estás en la posición del botón, probablemente ya sabrás cuántos jugadores están dispuestos a ver el flop. En cambio, en posiciones más tempranas, tal vez debas ser tú quién marque el ritmo de la mano y fuerces al resto de la mesa a abandonar la ronda. De esta manera, de acuerdo a tu estilo y a todas las variables mencionadas podrías jugar de forma más o menos agresiva.

Jugando pares bajos de forma agresiva

Imagina que estás en el botón y el jugador en UTG apostó 2BB. Si dos o tres jugadores pagaron, en caso de pagar estarás en una situación muy desfavorable para el flop: como dijimos antes, si pensamos en juegos más altos como escalera o color, nuestras opciones no son las mejores. Del mismo modo, si bien tenemos un par en mano, la probabilidad de mejorarlo a un set no es baja, ya que solo dos cartas de las 50 que restan en la baraja nos sirven, y solo veremos cinco en la mesa. Y encima, es muy probable que alguno de los jugadores que vea el flop conecte un par (que en la mayoría de los casos será mayor que el nuestro).

Si vas a jugar, deberías hacerlo de manera agresiva: no tiene sentido entrar en una mesa de póker multitudinaria en la que, seguramente, alguien va a tener una mano mejor que la tuya. En estos casos lo más sensato sería aumentar la apuesta con un 3BET o bien retirarse.

Otro ejemplo en el que deberías ser agresivo es cuando te quedas cara a cara con un oponente en el flop y solamente una (o ninguna) carta que cayó es alta (obviamente, suponiendo que no conectes el set). En este caso, podrás hacer un semi-bluff en el que lo ideal sería que tu rival se retire, pero en caso de que decida pagar, todavía estarás ganándole a muchos de sus proyectos. Además, tendrás una posibilidad pequeña de mejorar tu juego para tener las nuts. Lógicamente, habrá que prestar atención especial al juego y a las características del oponente, porque en caso de que haya conectado un par más alto que el tuyo, será mejor retirarte a tiempo

Jugando pares bajos de forma pasiva

Para quien no se siente cómodo asumiendo demasiados riesgos, también existe una buena forma de jugar los pares bajos en póker: hacerlo de forma pasiva. De esta manera, probablemente no explotes al máximo las potenciales ganancias, pero gestionarás la situación de una manera segura y conveniente.

Como ya explicamos, cuanto más bajo sea un par en póquer, más probable es que alguien conecte un par superior en el flop. Así pues, un modo de correr pocos riesgos sería la de abandonar la mano en caso de no conseguir un set en el flop. Si bien la posibilidad de conseguir un trío es baja, es una mano tan fuerte que si la abordas correctamente las pocas veces que te toque podrás recuperar todo lo perdido (e incluso sumar unas ganancias extra).

Además de la fuerza que representa el set en sí mismo, es un juego que puede ser todavía mejorado. Probablemente, puedas robarle bastantes fichas a un jugador que tenga un top pair y crea que nadie lo supera. Sin embargo, a veces también te encontrarás con otros oponentes que conectaron una escalera o un color y que te podría dejar con las manos vacías.

Salvo en los casos que consigas dar el salto de set a full house, algo que no suena tan descabellado: si seteas en el flop, habrá seis cartas de la baraja de póker que te den full en el turn. Si no lo logras, habrá ocho que te den el full en el river. De esta manera, jugar de forma pasiva puede reducir un poco las ganancias, pero también te permite observar el panorama de forma más completa y analizar todas las posibilidades de juego.

Pares bajos en mesas en vivo

Cuando se trata de jugar al póker con dinero real o cash, no nos apuran ni los niveles del torneo, ni las ciegas, ni la ambición por eliminar a algún rival. Así las cosas, tal vez sea conveniente que adoptes una actitud pasiva, ya que, como regla general, las manos marginales no son lo ideal para jugar en las mesas en vivo.

Una buena forma de jugar estas manos de póker sería construyendo botes pequeños, o incluso limpeando. Además, tienes que estar dispuesto a abandonar tu mano ante un re-raise, puesto que los rangos pre-flop en cash suelen ser muchísimo más acotados que en los torneos, y es posible que en el flop no estes cómodos (salvo que consigas un set). Por lo tanto, de ninguna manera debes ser agresivo durante el preflop.

Por el contrario, jugando de forma pasiva tendrás más posibilidades de ver el flop y, aunque no consigas el set muy seguido, cuando lo hagas sorprenderás al resto de jugadores de póker de la mesa. Además, las veces que no lo obtengas no habrás comprometido demasiado dinero.

En las últimas posiciones, si la mano llega limpia quizás sea bueno abrir con una intención similar a la del semi-bluff: si robas las ciegas, mucho mejor; pero si no ocurre podrás llevarte el bote con una cbet en el flop o, incluso, en los mejores casos conectar un set para explotar al máximo tus ganancias.

Pares bajos en torneos

Cuando se trata de torneos de póker, tu forma de jugar dependerá 100% de la situación en la que te encuentres. Si tienes pocas ciegas, si estás cerca o lejos de asegurarte un premio o si el torneo tiene recompensa por eliminar a rivales; son algunos de los factores que te harán inclinarte por un juego más o menos agresivo.

Para empezar, debes ser absolutamente agresivo en las situaciones límite: si tienes 10 ciegas o menos, un par bajo es una excelente oportunidad para ir all-in y lanzar una moneda al aire (o, caso contrario, llevarte las ciegas y antes). También, si se trata de un torneo de póker con bounty y un rival está muy corto, aislarte contra él puede ser una buena opción y, si un tercer participante se involucra, muchas veces tendrás las de ganar ante él también.

Si no estás en ninguna de esas dos situaciones, tal vez sea mejor jugar de forma pasiva. Ten en cuenta que, a diferencia de la modalidad de póker cash, si en un torneo pierdes muchas fichas en una mano y no hay recompra, puedes quedar realmente comprometido para lo que resta de tu participación.

De todos modos, las reglas en los torneos de póquer son las mismas para todos y esto quiere decir que hay mucha mayor cautela y menor tendencia a pagar con proyectos o a poner en juego un porcentaje alto del stack sin tener la certeza de que se puede ganar. Entonces, con un par bajo es probable que muchas veces termines ganando la mano sin llegar al showdown.

Conclusión

Al igual que sucede con la mayoría de las manos marginales, los pares bajos en póker pueden darnos muchas alegrías y muchas tristezas. El mejor consejo que te podemos dar es que nunca te enamores de un par en mano, y tampoco de un set. Hay que estar preparados para abandonarlo cuando las condiciones no sean las ideales.

Al mismo tiempo, la realidad es que casi siempre que consigamos un set tendremos una mano soñada, y sobre todo cuando nuestros rivales consigan parejas altas. En cualquier caso, no es lo mismo jugar pares bajos en un torneo de póker que en una mesa en vivo, y ser agresivo o pasivo no garantiza el éxito de ninguna manera.

Lo más importante es saber leer la situación de juego y adaptarnos a lo más conveniente: quizás, un mix entre agresividad y pasividad sea la receta perfecta para que, además de ser impredecibles, juguemos nuestros pares bajos de la mejor manera posible.

Juan Blanco Editor

Juan es uno de nuestros redactores principales de Póker de nuestra página en español para usuarios tanto de España como de Latinoamérica. De la misma manera, colabora con nuestra web en inglés, redactando diferentes noticias relacionadas con el sector del póker para lectores de Estados Unidos, Reino Unido, Canadá o Australia.

guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments